Arranca tu mirada habitual y acómodate el nuevo zoom de manera que puedas ver y no mirar. Escarba en la barahúnda social y recoge su inmortalidad para concienciar a los espectadores pasivos.
Es fotoperiodismo.

domingo, 9 de noviembre de 2008

El tour de Dolores



Dolores recorre el camí del Trencaor todos los días para llegar a su casita de campo en La Baia. Tiene setenta y seis años, cuatro hijos, seis nietos y una bicicleta rosada como sus pómulos a la intemperie. Se la compró su José hace veinte años, pero hace tres la sorprendió al ver que le había cambiado las ruedas y el sillín. Todos sus hijos tienen coche, y los nietos tienen un móvil, un emepetrés, un ordenador, y algunos de ellos tienen incluso una tele en su cuarto.





A Dolores le gusta pasearse con su bici, ir con ella a recoger tomates y, por supuesto, la necesita para bajar al pueblo a comprar. Sus hijos están empecinados en comprarle un móvil para usarlo en caso de emergencia, pues recorre algunos paisajes casi desiertos. Sin embargo, ella rehúsa de lo que los periodistas llamamos las “nuevas tecnologías”. Ella prefiere encender su transmisor, escuchar las noticias del día o ver algún programa de cante en la tele de la salita.

11 comentarios:

Desayuno con titulares dijo...

Ey, Noe!! Ya te he agregado :D Me gusta, me gusta... y la foto de la cabecera, telita jajajaja.

Bueno te voy siguiendo por aquí vale? Venga, un besito, guapa :D

El Periscopio Indiscreto dijo...

Qué fuerte tía!! Cómo me mola la mujer esta, ché, yo de mayor quiero ser como ella ^^
Por cierto, me encanta la foto del chico con el paraguas :D

Te agrego y ya nos leemos por aquí :)

Mua!!

miguelcarvajal dijo...

Me encanta el tono del blog. Eso es lo que quería con tu fotoperidismo, zon tu zoom social. Historias mínimas, minúsculas, pero verdaderas, bien escritas y en un contexto social.

PD: la foto del blog está algo atrofiada, revísalo, please.

Anónimo dijo...

Hola Noe!
Me encanta tu blog. Es uno de mis favoritos por la sencillez y dulzura con la que tratas las historias.
Te está quedando muy bonito ^^

Un besito!

Nuria.

Alicia Tortosa dijo...

Hola Noemí,

Ains, que mona esta mujer. Me recuerda a mi abuela recorriendo las calles de Alzira y gritándole a los coches que, según ella, conducen fatal. Eso sí, mi abuela tiene un móvil, más conocido como "la rajola de la iaia", al que le hace fundas de ganchillo con mucho amor. jijijiji

Enhorabuena por el blog, Noemí.
Me guuuuuuuuuuuusta!
Y te agrego.

Muá,
Ali

David dijo...

Si, el pelotón que recorre mi pueblo todas las tardes se conserva, aunque cada vez es más delgado. Las carreteras, las grúas y las zonas verdes, ya se sabe. Todo se extienede tanto que dentro de poco el pueblo llegará a la casa de Dolores.

1 beso! Que serio soy, estimada compañera de clase.

neda dijo...

Me gusta, sí, señor! leer esta entrada ha sido como hablar con la mismísima Dolores en persona. incluso me dio pena terminar de leerlo porque quería saber más cosas sobre ella, sobre su día a día.enhorabuena y sigue así.
un abrazo,

Kasumai dijo...

Uy que te he fichado!!! jajaja
Bueno, buena pinta con solo dos entradas :D Te sigo la pista ;)
Besos!

Pepe Muñoz dijo...

Me recuerda a "La bicicleta", de Sigfrid Monleón (no es que sea una obra maestra de película, pero tampoco es un desastre...)

Anónimo dijo...

Soy Llanos:
jajaja! me ha hecho mucha gracia la historia, sobre todo porque en Dolores veo reflejadas a mis tías, que también llevan ese tipo de vida: se valen por ellas mismas, van en bici, y se niegan a modernizarse.

Las historias de abuelitos/as me enternecen siempre ^^.

Enhorabuena Noe :)

Victoriano Izquierdo dijo...

:-)