Arranca tu mirada habitual y acómodate el nuevo zoom de manera que puedas ver y no mirar. Escarba en la barahúnda social y recoge su inmortalidad para concienciar a los espectadores pasivos.
Es fotoperiodismo.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Educar no es sólo educar


Nos pasamos la vida entera aprendiendo. Somos todo aquello que nos enseñan, todo aquello que leemos, vemos, escuchamos, y todo aquello que nos demuestran.
Sin embargo, educar no es imponer un pensamiento, ni utilizar la mente como un papel en el que te plasman el conocimiento. Educar necesita del verbo aprender. Educar no es propio de una materia exclusiva como Educación para la Ciudadanía o Filosofía. Educar es transversal, debe estar en todas partes. Educar es socrático, platónico, es sacar a la luz al que está en una caverna oscura, es parir el conocimiento. Educar es ayudar a que una persona haga algo por sus propios medios, educar no es hacer algo por alguien una y otra vez. No es adoctrinar, es alimentar la razón.
Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana (Eduado Galeano, "Patas arriba. La escuela del mundo al revés").

1 comentario:

Pepe Muñoz dijo...

como mola la última frase :O

felises fiestass^^